La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y otras incertidumbres*

Francisco J. Núñez de la Peña**

Incertidumbre es la falta de certidumbre,
de certeza (conocimiento seguro y claro de algo).

En un párrafo de la Minuta número 55, correspondiente a la reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México, con motivo de la decisión de política monetaria anunciada el 9 de noviembre de 2017, documento publicado el 23 de noviembre — después de que terminó la quinta ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)— se mencionaron dos incertidumbres que pueden impactar, positiva o negativamente, en el país: una asociada al TLCAN y otra derivada del próximo proceso electoral mexicano a realizar en 2018. En el primer caso, en la minuta se utiliza la palabra “desfavorable”; en el segundo, no hay un adjetivo calificativo.[1] Pero cuando se usa “incertidumbre”, normalmente está implícito que las condiciones futuras no serán mejores que las actuales.

¿Qué certezas tenemos acerca de los resultados finales de la negociación del TLCAN? Ninguna, pero sabemos, por ejemplo, que

• Cada país tiene sus intereses y, por la vía diplomática, se busca llegar a acuerdos.

• México tiene “prioridades” que, según la Secretaría de Economía, son: “1. Fortalecer la competitividad de América del Norte, 2. Avanzar hacia un comercio regional inclusivo y responsable, 3. Aprovechar las oportunidades de la economía del siglo XXI y 4. Promover la certidumbre del comercio y las inversiones en América del Norte”.[2]

• México tiene una “postura”, dada a conocer al concluir la quinta ronda de la renegociación del TLCAN, en la cual participaron más de 700 funcionarios de México, Estados Unidos y Canadá:

Las discusiones técnicas fueron productivas en todos los temas, y se intercambiaron puntos de vista […]

Aunque no se cerró ningún capítulo, se logró un avance sustancial en anticorrupción, telecomunicaciones, buenas prácticas regulatorias, medidas sanitarias y fitosanitarias, facilitación comercial, comercio electrónico, obstáculos técnicos al comercio y en varios anexos sectoriales […]

México continuará participando en este proceso de manera seria y comprometida […] incluso si no coincidimos con algunas de las propuestas hechas.

Una modernización exitosa del TLCAN puede efectivamente contribuir a rebalancear la relación comercial en América del Norte, impulsando más comercio y nuevas oportunidades de inversión […] las fórmulas que impliquen restringir comercio no abonan a tal fin ni a incrementar la competitividad regional.

México reitera que una modernización exitosa del TLCAN debe beneficiar a los tres socios del TLCAN y las propuestas que formen parte de la negociación deben orientarse a tal objetivo.[3]

En la minuta antes citada, se informa sobre la renegociación y las elecciones de 2018:

La mayoría [de los miembros de la Junta de Gobierno] advirtió que el balance de riesgos para el crecimiento se encuentra sesgado
a la baja, principalmente debido a que la incertidumbre asociada a la renegociación del Tratado de Libre Comercio […] ha mantenido en niveles deprimidos la inversión y posiblemente es una de las causas de la desaceleración del consumo […] uno de los miembros mencionó que una renegociación desfavorable del TLCAN podría representar un fuerte choque sobre el crecimiento potencial de la economía, lo que se traduciría en una importante depreciación del tipo de cambio real. Finalmente, otro agregó como factor de preocupación la incertidumbre derivada del proceso electoral que tendrá lugar en México en 2018.[4]

Y en el anuncio del Banco de México sobre política monetaria del 14 de diciembre, se dijo algo similar:

El balance de riesgos para el crecimiento continúa sesgado a la baja. Ello debido principalmente al entorno de incertidumbre que ha prevalecido, especialmente en relación a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte […] lo que ha afectado considerablemente a la inversión y posiblemente es una de las causas de la desaceleración del consumo respecto a lo observado en la segunda mitad de 2016.[5]

En la minuta del Banxico[6] se incluye la gráfica de la evolución del tipo de cambio que se puede apreciar en la figura 1.1, donde, al parecer, una causa de las variaciones de la cotización del peso tiene que ver con la renegociación del TLCAN y, otra, con las declaraciones del presidente de Estados Unidos y de dos secretarios mexicanos —el de Economía y el de Hacienda— acerca del mismo asunto. De hecho, en el anuncio de política monetaria del 14 de diciembre se indica: “la moneda nacional podría apreciarse en caso de que el resultado de las negociaciones del TLCAN sea favorable”.[7]

No obstante, según las encuestas del Banco de México, llevadas a cabo durante 2017, las expectativas de los especialistas en economía del sector privado no se han deteriorado. ¿Por qué? Tal vez porque ellos no han modificado mucho sus previsiones (informadas) acerca de los factores que influirán en la trayectoria de las variables macroeconómicas del país, incluidas en la tabla 1.1.

Aunque se desconoce el final de la renegociación del TLCAN, en noviembre de 2017, los economistas del sector privado esperaban para 2018 un flujo de inversión extranjera directa mayor que el previsto en febrero. Asimismo, en noviembre, su pronóstico del precio del dólar para el final de 2018 fue, en promedio, 18.79 pesos, mientras que en enero lo habían proyectado en 21.55 pesos por billete verde.

Macintosh HD:Users:danielaricocudurie:Desktop:1.png

El día en que terminó la quinta ronda de negociaciones para la modernización del TLCAN —21 de noviembre de 2017— el tipo de cambio FIX[8] fue de 18.8242 pesos. Al final de la reunión, no surgieron más incertidumbres, pero sin duda los participantes en el mercado cambiario empezaron a hacer nuevas conjeturas. De hecho, el tipo de cambio llegó a 19.1391 pesos el 13 de diciembre y el día 14 fue 19.1202 pesos por dólar (véase la tabla 1.2).

El 28 de noviembre, cuando el presidente Enrique Peña Nieto designó a Alejandro Díaz de León como nuevo gobernador del Banco de México —a partir del 1 de diciembre de 2017 y hasta el 31 de diciembre de 2021—

2

en sustitución de Agustín Carstens, el tipo de cambio FIX fue de 18.5848 pesos por dólar y tres días después, cuando tiene lugar la toma de posesión del nuevo titular del Banxico, llegó a 18.6390 pesos. Este nombramiento contribuye a aumentar la certidumbre acerca de la política monetaria para 2018. Al respecto, en el anuncio del banco central del 14 de diciembre se informa:

Hacia adelante, la Junta seguirá muy de cerca la evolución de la inflación respecto a la trayectoria prevista […] Ante la intensificación de los riesgos que pudieran afectar a la inflación, la Junta

3

estará vigilante y, en caso de ser necesario, tomará las acciones correspondientes, tan pronto como se requiera.[9]

Antes, entre el 23 y el 29 de noviembre, los economistas del sector privado habían previsto una inflación en 2018 menor que en 2017.[10]
Su pronóstico promedio más reciente fue 3.91%.[11] Entonces, seguramente ellos no percibían, en el horizonte, eventos negativos extraordinarios con alta probabilidad de ocurrencia.

Previamente, el 9 de noviembre, en el anuncio de política monetaria se había afirmado:

Se anticipa que durante lo que resta de 2017 la inflación general anual continúe exhibiendo una tendencia a la baja. Se espera que dicha tendencia se acentúe durante el próximo año, conduciendo a la convergencia al objetivo de 3.0 por ciento hacia finales de 2018. La previsión anterior trae implícita la expectativa de un comportamiento ordenado del tipo de cambio, así como una reducción importante de la inflación no subyacente en los meses siguientes y durante 2018.[12]

En ese entonces, la Junta de Gobierno del Banco de México no esperaba malas noticias. Pero según el anuncio del 14 de diciembre, el panorama se complicó:

[…] desde el tercer trimestre de este año se registraron presiones sobre la cotización de la moneda nacional, asociadas a diversos factores, especialmente las renegociaciones del TLCAN y la normalización de la política monetaria en Estados Unidos. En el mismo sentido […] la inflación general anual se vio afectada recientemente por choques adicionales no previstos, llevándola a niveles mayores a los anticipados.[13]

En noviembre, los dos grupos informados —economistas del sector privado y autoridades monetarias— imaginaban un escenario económico futuro, que es el que aquí se presenta. Pero esto no significa que el panorama no pueda cambiar.

Al respecto de las siguientes etapas del proceso de la renegociación, su posible resultado e impacto, al cierre de 2017, un experimentado economista mexicano escribió:

[…] pienso que las noticias sobre el TLCAN empeorarán y que, por desgracia, al final nuestras autoridades preferirán un mal acuerdo a un no–acuerdo. Esta situación nos acompañará, por lo menos, hasta las elecciones y no descarto exabruptos de Trump muy lesivos para México. Pero “lo peor” ya lo conocemos. No habrá un descalabro irreversible para la economía nacional. Es la ventaja de las noticias pesimistas: nos curten la piel y nos brindan la ilusión de conocer el futuro.[14]

  1. . Banco de México. “Minuta número 55. Reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México, con motivo de la decisión de política monetaria anunciada el 9 de noviembre de 2017”, p.18. Recuperado el 20 de febrero de 2018, de http://www.banxico.org.mx/informacion-para-la-prensa/comunicados/politica-monetaria/minutas-de-las-decisiones-de-politica-monetaria/%7B93C1A0C5-14BB-48C0-E187-C3A861889C78%7D.pdf
  2. . Secretaría de Economía. “Prioridades de México en las negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte”, 2 de agosto de 2017, p.1. Recuperado el 20 de febrero de 2018, de https://www.gob.mx/se/articulos/prioridades-de-mexico-en-las-negociaciones-para-la-modernizacion-del-tratado-de-libre-comercio-de-america-del-norte?idiom=es
  3. . Secretaría de Economía. “Postura de México al concluir la Quinta Ronda de modernización del TLCAN”, 21 de noviembre de 2017. Recuperado el 20 de febrero de 2018, de https://www.gob.mx/se/articulos/postura-de-mexico-al-concluir-la-quinta-ronda-de-modernizacion-del-tlcan?idiom=es
  4. . Banco de México, op. cit., p.16.
  5. . Banco de México. “Anuncio de política monetaria. La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido aumentar en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 7.25 por ciento” (comunicado de prensa), 14 de diciembre de 2017, p.1. Recuperado el 20 de febrero de 2018, de http://www.banxico.org.mx/informacion-para-la-prensa/comunicados/politica-monetaria/boletines/%7B7409717A-E022-2FE2-27AE-CB88811A7CD6%7D.pdf
  6. . Banco de México. “Minuta número 55…”, op. cit., p.6.
  7. . Banco de México. “Anuncio de política monetaria. La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido aumentar…”, op. cit., p.3.
  8. . Este tipo de cambio lo determina el Banco de México los días hábiles bancarios con base en un promedio de las cotizaciones del mercado de cambios al mayoreo para operaciones liquidables el segundo día hábil bancario siguiente.
  9. . Banco de México. “Anuncio de política monetaria. La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido aumentar…”, op. cit., p.3.
  10. . La expectativa inflacionaria para el cierre de 2017 era de 6.49%, según se indica en la “Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado: noviembre de 2017”. Banco de México, op. cit.
  11. . Ibidem.
  12. . Banco de México. “Anuncio de política monetaria. La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido mantener sin cambio el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en un nivel de 7.00 por ciento” (comunicado de prensa), 9 de noviembre de 2017, p.2. Recuperado el 20 de febrero de 2018, de http://www.banxico.org.mx/informacion-para-la-prensa/comunicados/politica-monetaria/boletines/%7B3AD5C5D0-CCC4-1B43-7A00-395AA9F45747%7D.pdf
  13. . Banco de México. “Anuncio de política monetaria. La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido aumentar…”, op. cit., p.3.
  14. . La opinión proviene de una comunicación personal (por correo electrónico) efectuada el 14 de diciembre de 2017.

Powered by WordPress. Designed by WooThemes