La 4T frente a la situación

económica en tiempos de la pandemia[*]

Luis José Guerrero Anaya[**] 

 

Resumen: La pandemia de covid–19 implicó que el gobierno de la 4T tomará medidas económicas que respondieran a la emergencia, tanto sanitaria como económica. Este artículo resume las principales decisiones del gobierno federal ante esta contingencia y ensaya una posible interpretación a estos acontecimientos.

Palabras clave: estado mexicano, gobierno federal, presidente de la república, emergencia sanitaria, crisis económica, medidas económicas ante covid–19, sistema de la sociedad

 

Abstract: The covid–19 pandemic forced the 4T government to take economic measures in response to the emergency, which implicated both public health and the economy. This article outlines the main decisions made by the federal government to deal with the multiple crises and proposes a possible interpretation of these developments.

Key words: Mexican state, federal government, president of the Republic,
health emergency, economic crisis, economic measures to deal with covid–19, society system

No existe una relación unívoca entre lo que
podemos hacer y lo que debemos hacer.[1]

 

Este texto intenta recopilar las principales acciones que ha tomado el gobierno federal para enfrentar la situación económica derivada de la pandemia causada por el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SRAS–CoV–2), que provoca la enfermedad llamada covid–19.

La interpretación analítica de estas acciones, además de la complejidad que representa, como sucede con cualquier fenómeno social, resulta harto complicada por la incertidumbre que ha provocado la pandemia. Por ello, aun cuando se recurra a la teoría social, lo que se diga aquí tendrá lagunas muy amplias en las que muchos datos y relaciones se ocultarán hasta que se disipe esta contingencia, que surgió de manera inesperada para la mayoría de los que habitamos el planeta, aunque ya se preveía un decrecimiento de la economía mundial, de acuerdo con el informe de 2019 del Fondo Monetario Internacional (FMI),[2] y aunque, de acuerdo con algunos analistas, ya había previsiones de lo que podría pasar si se desataba una pandemia como la actual.[3]

 

  1. Medidas económicas de la 4T frente a la pandemia

El 5 de abril el gobierno federal anunció que destinará un monto cercano a 1.5 billones de pesos para responder a las consecuencias económicas de la pandemia en México. Este monto equivale a 6.4% del producto interno bruto (PIB), mucho menos que lo dedicado, por ejemplo, por el Reino Unido (16.8%) y Estados Unidos (10%), pero más que Brasil (3.5%) e Italia (1.4%).[4]

Es necesario anotar que cuando se anunció este plan había mil 680 casos y 79 muertos por covid–19. Un mes después la cifra de casos se había multiplicado por 15.5 y la de muertos por 31.73. Cifras que indican el tamaño de las necesidades por atenderse en el sector salud, que está requiriendo recursos de manera continua. Por citar un dato, el gasto en este renglón creció en el primer trimestre de este año 61.2% más que en el mismo lapso de 2019.[5]

Los 1.5 billones de pesos mencionados arriba se distribuyen de la siguiente manera:

  • Los ahorros provenientes del combate a la corrupción que, según el presidente de la República, ascienden a 400 mil millones de pesos, equivalentes a 1.7% del PIB, se dedicarán a mantener los programas sociales y enfrentar la caída en los precios del petróleo.
  • Se invertirán 339 mil millones de pesos, con aportaciones públicas y privadas. Lo que equivale a 1.4% del PIB. Esta inversión se destinará al sector energético del país, anuncio que el gobierno había hecho desde hace meses y que no se ha detallado hasta el momento.
  • El supuesto ahorro por 220 mil millones de pesos al suspender la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, equivalente a 0.9% del PIB. Tampoco se dijo cómo se erogará.
  • 250 mil millones de pesos, equivalentes a 1.0% del PIB, como resultado de la extinción de fideicomisos sin estructura orgánica decretada el 2 de abril.[6]
  • 50% del Fondo de Estabilización de Ingresos Públicos (FEIP), por un monto de 80 mil millones de pesos, equivalente a 0.3% del PIB.
  • Apoyo adicional a Petróleos Mexicanos (Pemex) por 65 mil millones de pesos, equivalentes a 0.3% del PIB, con la finalidad de reducir la carga fiscal de la paraestatal.
  • Otorgamiento de créditos personales de trabajadores del estado, por parte del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), por un monto de 25 mil millones de pesos, equivalentes a 0.1% del PIB.
  • Otorgamiento de créditos de vivienda por parte del Instituto Nacional del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) y del Fondo de la Vivienda del ISSSTE (FOVISSSTE) entre abril y diciembre de este año por un monto de 18 mil millones de pesos, equivalentes a 0.1% del PIB. Hasta el 23 de mayo el Infonavit había colocado solamente 14.5% de los créditos que ofrece esta entidad.[7]
  • Inversión pública por 25 mil millones de pesos, equivalentes a 0.1% del PIB, destinados a suministro de agua potable, drenaje, reconstrucción y mejora de viviendas de poblaciones de recursos escasos en el país.
  • Excedente de la recaudación tributaria de 2019 por 45 mil millones de pesos, equivalentes a 0.2% del PIB.
  • Adelanto de pensiones a adultos mayores y a menores con discapacidad por un monto de 45 mil millones de pesos, equivalentes a 0.2% del PIB.
  • Créditos a pequeñas empresas por un monto de 25 mil millones de pesos, equivalente a 0.1% del PIB. De los créditos canalizados por medio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) solo se colocaron una tercera parte hasta el 17 de mayo.[8]

El presidente afirmó ese día y ha sostenido que los proyectos insignia del sexenio siguen adelante tal como estaba planeado: el aeropuerto de
Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas y el tren maya. En este periodo
se han asignado cuatro tramos de este último proyecto a diversas compañías privadas.[9]

Además, habrá una inversión adicional, ya en marcha, por 5 mil 300 millones de pesos para la expansión de la capacidad hospitalaria de las secretarías de Marina (Semar) y de la Defensa Nacional (Sedena).

El mismo 5 de abril el presidente de la República se refirió a un incremento del monto de los créditos para microempresas familiares por 3 mil 400 millones de pesos.

Todo lo anterior, según Andrés Manuel López Obrador (AMLO), creará cerca de 2.4 millones de empleos adicionales en los próximos nueve meses.[10]

En los siguientes días se incluyeron las siguientes medidas para ayudar a enfrentar la pandemia y a la recuperación económica:

  • El convenio del gobierno federal con hospitales privados para que estos asuman algunos de los procedimientos, sobre todo partos y cirugías menores, del IMSS y el ISSSTE, al costo que asumen estos institutos por esos servicios, además de la iniciativa “Juntos por la salud” para dotar de equipos de protección al personal de salud que trabaja en la atención a los enfermos de covid–19 firmada por el mismo gobierno y varias asociaciones, universidades y organizaciones privadas.[11]
  • La oferta de convenios con el IMSS para que los patrones puedan diferir los pagos de las cuotas obrero–patronales.[12]
  • Las draconianas medidas de austeridad, decretadas el 23 de abril, por las que se recorta 75% del presupuesto de servicios generales, materiales y suministros del gobierno federal, lo que implica dejar sin gran parte de los ingresos provenientes del gobierno a 19 mil 440 empresas, de las cuales 88% son de tamaño micro, pequeño y mediano. El mismo decreto anunció que desde los subdirectores de los organismos del gobierno federal hasta el presidente no tendrán aguinaldos ni ninguna otra prestación de fin de año y que se cancelarán diez subsecretarías (no se ha especificado cuáles). Cabe mencionar que en los artículos transitorios de este decreto se establece que este se enviará como iniciativa de ley a la Cámara de Diputados con carácter de estudio prioritario.[13]
  • Por último, el 27 de mayo de 2020 el presidente anunció que existe un fondo de contingencia, que según él es extraordinario, con 60 mil millones de pesos para estabilizar los recursos de los estados, el cual se entregará mediante una fórmula y con reglas de operación a los gobernadores, lo que representará un recurso extra. Casi inmediatamente, los gobernadores, por medio de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), afirmaron que “el fondo de compensación no implica recursos extra para los estados, lo que hace es restituir lo perdido y afecta nuestros ingresos por participaciones”.[14]

Vale la pena añadir que el Ejecutivo intentó que el Congreso aprobara una iniciativa de ley para hacer modificaciones en el presupuesto por emergencia económica. Este intento naufragó, por el momento, al cancelarse la posibilidad de un periodo extraordinario del Poder Legislativo que examinara esta iniciativa, que por sí misma era altamente controvertida tanto por su probable inconstitucionalidad como por lo que significaba en términos políticos.

 

  1. Déficit y recaudación fiscal, tipo de cambio, deuda pública

En los llamados precriterios de la Secretaría de Hacienda para 2020 se estimaba que el Saldo Histórico de los Requerimientos de Financiamiento del Sector Público (SHRSFP) fueron 44.7% del PIB en 2019 y ascenderían a 52.1% en 2020. Si a esta cifra le incorporamos el plan de rescate económico reseñado arriba el SHFSP se ubicará en 58.5% del PIB. Esto pronunciaría el déficit fiscal primario que Hacienda proyectó para el mismo periodo de –0.7% del PIB. Esto puede agregar dificultades al gobierno, ya que la consolidación fiscal era el único componente positivo que los inversionistas estaban tomando en cuenta para efectos de fundamentales macroeconómicos, en adición al respeto a la autonomía del Banco de México.[15]

Sin embargo, integrantes de la iniciativa privada y de los partidos políticos de oposición, además de varios expertos y analistas, sostienen que el déficit fiscal debe incrementarse, por medio de un mayor endeudamiento público, al que el presidente se ha negado. Los argumentos de este han sido reiterados en múltiples ocasiones casi con las mismas palabras: “Estamos enfrentando esta adversidad sin contraer deudas” porque hacerlo es “comprometer el futuro de otras generaciones”.[16]

A pesar de estas afirmaciones de AMLO a partir del 30 de marzo se están realizando subastas de crédito en dólares a través del uso de la línea “swap” con la Reserva Federal de Estados Unidos hasta por 60 mil millones de dólares. Estas medidas le han inyectado dólares a la economía, ante una mayor demanda de esa denominación por la elevada volatilidad generada en los mercados financieros internacionales y locales. De igual manera, la Comisión de Cambios, constituida por el Banco de México y la Secretaría de Hacienda, reactivaron desde el 9 de marzo el esquema de coberturas cambiarias liquidables en moneda nacional por un monto de hasta 20 mil millones de dólares. Como resultado, la cotización del peso está en alrededor de 23 pesos por dólar.[17]

Por otro lado, el gobierno está en la posibilidad de contraer más deuda, como lo han hecho muchos países en esta contingencia. A este respecto conviene subrayar que en noviembre de 2019 el FMI ratificó y extendió por dos años más la línea de crédito flexible que el gobierno de México tiene con esa entidad por 60 mil millones de dólares, que asciende a 4.8% del PIB.[18]

Repasemos algunos datos con respecto a la deuda para ilustrar el punto. Ya se mencionó al comenzar este apartado el SHRFSP, que desde una perspectiva temporal indica que la deuda externa de México (pública y privada) se incrementó 130% de 2008 a 2018, al pasar de poco más de 197 mil a cerca de 453 mil millones de dólares (de ellos, 93 mil millones son del sector privado, de los que dos terceras partes son a corto plazo).[19] Este saldo implica una erogación de 130 mil millones de pesos trimestrales (la cifra corresponde a enero–marzo de 2020), para cubrir el costo financiero de la deuda (interna y externa) del sector público federal. De ese monto, 98 por ciento se destina al pago de intereses del propio débito.[20]

No es posible saber en este momento si México se verá orillado a endeudarse más. Todo indica que sí porque el gasto parece que será mucho mayor que los ingresos. Hay que considerar, sobre todo, que el fisco solo recauda 13% del PIB y el resto de los ingresos provenían del petróleo, hasta antes de la caída en sus precios. Todo ello totalizaba apenas 16.1% del PIB, el nivel más bajo de recaudación de los países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).[21]

Es importante mencionar que desde el comienzo de la contingencia la iniciativa privada solicitó al gobierno que retrase el cobro de impuestos. La principal es la petición presentada el 7 de abril de 2020 por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).[22] Esta solicitud continúa en el aire, ya que el gobierno federal no lo ha considerado entre sus planes.

 

  1. Tasas de interés y créditos promovidos por otras instancias

Se exponen enseguida las medidas crediticias que el Banco de México y los bancos privados han promovido para aliviar la situación económica de las empresas y las personas que han resultado afectadas en sus bienes y recursos por la pandemia. En este momento sería muy aventurado evaluar su eficacia, así que solo se reseñan brevemente.

El 26 de abril de 2020 bid Invest, que forma parte del grupo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y el Consejo Mexicano de negocios (CMN) acordaron realizar juntos un programa para otorgar créditos hasta por 12 mil millones de dólares para micro, pequeñas y medianas empresas (Mypimes). En el comunicado que anunciaba el programa se dijo que estaba respaldado por la SHCP. Esto suscitó una nueva polémica entre el gobierno federal y la iniciativa privada. Este roce no se resolvió del todo, pero sí quedó claro que se trataba de una iniciativa de la empresa privada, que se realizaría con fondos privados, sin el apoyo del gobierno. Hasta la fecha no hay reportes de los resultados de este convenio.[23]

Por su parte, el Banco de México, además de recortar la tasa de interés objetivo a 6.5% el 20 de marzo, a 6% el 20 de abril y a 5.5% el 14 de mayo,[24] aprobó medidas para mejorar el funcionamiento de los mercados internos; fortalecer los canales de otorgamiento de crédito en la economía, y promover el comportamiento ordenado de los mercados de deuda y de cambios, con los propósitos de facilitar que las instituciones de crédito puedan cumplir con la provisión de financiamiento a la economía y que este pueda destinarse a las mypimes y a los hogares que han reducido su ingreso. El financiamiento llegará a sumar 750 mil millones de pesos que, junto con medidas aprobadas anteriormente, equivalen a 3.3% del PIB.[25] No hay todavía información sobre los resultados de este acuerdo del Banco de México.

Los bancos privados han ofrecido, casi desde el comienzo de la emergencia sanitaria, facilidades para posponer los pagos de los créditos otorgados a sus clientes, aunque la aceptación de tales ofertas está ligada a que los intereses continúan acumulándose durante el tiempo en que se suspenden los pagos por parte del deudor.[26]

Además, la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas autorizó que las aseguradoras modificarán los plazos para pagar los servicios
que ofrecen.[27] Tampoco se cuenta con información sobre los resultados de esta decisión.

 

  1. Un breve apunte teórico: el sistema y su entorno

Conviene recordar que, de acuerdo con varios autores, en especial Maturana y Luhmann, los sistemas son autopoiéticos, es decir: se autorreproducen, pero además son indeterminados en su interior, por lo que sus operaciones están abiertas a nuevas determinaciones.

Esta reproducción autopoiética no puede ocurrir sin entorno, pero debe tenerse claro que las relaciones entre el sistema y su entorno están dadas de manera inespecífica, y aun cuando el observador puede especificar lo que quiere o puede ver, se presupone que el sistema es autónomo, además de que la especificación se forma en el propio sistema.[28]

Conviene señalar que la utilidad de estos apuntes estriba en que puede ayudar a formular una mejor explicación de tres cuestiones
que han surgido durante esta coyuntura en la que una pandemia afecta a la sociedad como no lo hacía alguna enfermedad desde hace más de un siglo (la influenza en 1918). Cabe señalar que, de acuerdo con Luhmann, la sociedad moderna abarca al mundo en su totalidad.

La primera cuestión que aclara este apunte teórico es que la relación entre la naturaleza y la sociedad es inespecífica, incierta e indeterminada. Y eso es lo que hemos experimentado durante esta pandemia.

La segunda ayuda que nos presta la teoría de Luhmann para entender el momento actual es que no es predecible el efecto de la acción de un sistema sobre su entorno. Por lo dicho arriba, estamos en posibilidad de observar el origen, la evolución y la estructura de la pandemia causada por el SRAS–CoV–2, pero “pequeños hechos en un sistema pueden desencadenar efectos enormes en otros”.[29] De acuerdo con Luhmann, “no existe ninguna solución política pura […] que pudiera tener éxito a partir de la sola voluntad política o de la sola voluntad de imponer cosas”.[30]

La tercera cuestión para la que puede utilizarse esta digresión teórica es que los subsistemas de la sociedad no tienen en sí mismos capacidad para resolver lo que sucede en el seno de cada uno de ellos:

Ni la política puede solucionar el problema de la economía, ni la economía los problemas de la ciencia, ni la ciencia los problemas
de la religión, ni la religión los de la educación, aunque los sistemas de
funciones sean más interdependientes que antes. Pero la interdependencia no garantiza que estos sistemas puedan irrumpir en los otros, o que puedan sustituirlos o descargarlos. Esto no es más que la expresión del elevado riesgo estructural y la elevada sensibilidad y perturbabilidad de este sistema de la sociedad.[31]

La conclusión es muy sencilla, aunque nada simple: las medidas económicas implantadas por la 4T ante la emergencia sanitaria estarán determinadas por el subsistema económico de la sociedad y su impacto político por el subsistema político. AMLO es un elemento más de este subsistema y su voluntad personal no determina más que una mínima parte de lo que sucede al interior de las determinaciones que crea este subsistema y el sistema de la sociedad.

Se ha dicho que esta pandemia será un parteaguas en la historia. Quizá. Lo que sí se puede afirmar es que ha cambiado de manera radical la vida de muchas personas y que a quienes más ha afectado es a los que ya sufrían de antemano la exclusión, la pobreza y el abandono, y aun cuando esto sea una especificidad del sistema, no por ello exime a los actores sociales de una cierta responsabilidad.

 

  1. ¿La pandemia provocará el fin del neoliberalismo en México?

Ignacio Román ya analizó el tema del anunciado fin del neoliberalismo en México.[32] Con la pandemia se lleva al extremo otra medida neoliberal típica: la austeridad. Sabemos que la “austeridad republicana” se puso en marcha desde el inicio del sexenio, pero ahora se agudiza al grado de dificultar enormemente la operación de varias de las entidades gubernamentales al disminuir 75% de los gastos de servicios generales, materiales y suministros, como se mencionó antes.

Rolando Cordera decía el año pasado: “El desarrollo ‘desde dentro’ […] no será alcanzado mediante tijeretazos al gasto, sino con un Estado fiscal renovado y fortalecido”.[33] No hay visos de lo último, así que tampoco hay motivos para esperar que, como afirmó el presidente, saldremos fortalecidos de esta crisis transitoria cuando termine.[34]

Ahora bien, hay un elemento más de fondo de la doctrina neoliberal que se olvida con frecuencia, pero que sigue presente en las actuaciones del gobierno: es necesario un estado fuerte para proteger el mercado.[35]

La primera intención es evidente, aunque tenga matices importantes, como el poder que pretende ejercer AMLO de manera unipersonal, pero aun esta manera de ejercer el poder del Estado coincide con la filosofía del neoliberalismo, que entiende a la política como la toma e imposición de las decisiones, además de considerar que la gente, el pueblo, sabe lo que quiere y no necesita de los expertos.[36]

La segunda intención se puede rastrear en las entregas directas de dinero, no solo a personas sino a colectivos, como los padres de familia de las escuelas, y también en la pretendida creación de empleos que tienen algunos de los programas de la 4T, como Sembrando Vida.

 

  1. ¿Algo distinto qué hacer?

Propuestas sobran, pero como dice el epígrafe de este texto, lo que debemos hacer no corresponde unívocamente con lo que podemos hacer. Es evidente que la contingencia actual traerá una fuerte recesión económica (que se analiza en el artículo de Francisco Núñez de este número), pero no hay manera de saber de qué tamaño sería esta recesión si las medidas económicas del gobierno hubieran sido otras.

Conviene recordar lo anotado en el apartado teórico: los sistemas se autorreproducen y, por tanto, sobrepasan la mera voluntad política o los deseos personales, además de que un subsistema de la sociedad no tiene la capacidad de resolver lo que pasa en otro.

Ahora bien, aunque su actuación no sea determinante, AMLO debería recordar que si “el poder es la capacidad de hablar sin escuchar y la habilidad de darse el lujo de ignorar”,[37] también se puede “estar listo para escuchar, y ser lento para hablar y para enojarse”,[38] para aprovechar mejor las oportunidades políticas que se le han presentado y evitar expresiones como la de que la crisis “nos vino como anillo al dedo para afianzar el propósito de la transformación”.

 

[*]  Con información hasta el 29 de mayo de 2020.

[**] Licenciado en Estudios Latinoamericanos por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y maestro en Filosofía Social por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Profesor numerario del ITESO.

 

[1]       Arias Maldonado, M. “Un clima enrarecido”, en Letras Libres, enero de 2020.

[2]       FMI. Informe anual del fmi. Nuestro mundo conectado, FMI, Washington, 2019, p.2. Recuperado el  12 de mayo de 2020, de https://www.imf.org/external/pubs/ft/ar/2019/eng/assets/pdf/imf-annual-report-2019-es.pdf

[3]       Ramonet, I. “La crisis y el sistema mundo”, en La Jornada, 25 de abril de 2020. Recuperado el  30 de abril de 2020, de https://www.jornada.com.mx/ultimas/mundo/2020/04/25/ante-lo-desconocido-la-pandemia-y-el-sistema-mundo-7878.html, y Leff, E. A cada quien su virus. La pregunta por la vida y el porvenir de una democracia viral, 2020. Recuperado el 23 de mayo de 2020, de https://halacsolcha.org/2020Leff.pdf

[4]       Rodríguez, R.A. “Plan de reactivación de México todavía incierto”, 6 de abril de 2020. Recuperado el 6 de abril de 2020, de http://diverticine.com/rrcnoticias/plan-de-reactivacion-economica-de-mexico-todavia-incierto/

[5]       Márquez Ayala, D. Reporte económico, “México. Finanzas Públicas”, en La Jornada, 11 de mayo de 2020. Recuperado el 12 de mayo de 2020, de  https://www.jornada.com.mx/2020/05/11/opinion/022o1eco

[6]       Presidencia de la República. “Decreto por el que se ordena la extinción o terminación de los fideicomisos públicos, mandatos públicos y análogos”, en Diario Oficial de la Federación, 2 de abril de 2020. Recuperado el 12 de mayo de 2020, de https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5591085&fecha=02/04/2020

[7]       Muñoz, A. y F. Martínez. “Prestará el gobierno federal 263 mil mdp para créditos a la reactivación y vivienda”, en La Jornada, 23 de mayo de 2020. Recuperado el 23 de mayo de 2020, de https://www.jornada.com.mx/2020/05/23/politica/010n2pol

[8]       Rodríguez, R.A. Op. cit., y Alegría, F. “El imss solo colocó 191 mil 981 Créditos a la Palabra”, en La Jornada, 17 de mayo de 2020. Recuperado el 17 de mayo de 2020, de https://www.jornada.com.mx/2020/05/17/economia/021n1eco

[9]       Fonatur. Fonatur anuncia empresa ganadora de licitación del Tramo 1 del Tren Maya (Palenque Escárcega), 23 de abril de 2020. Recuperado el 24 de mayo de 2020, de https://www.gob.mx/fonatur/prensa/fonatur-anuncia-empresa-ganadora-de-licitacion-del-tramo-1-del-tren-maya-palenque-escarcega-240854; Tolentino Morales, J. “Consorcio de Carlos Slim construirá el Tramo 2 del Tren Maya por 18,531 mdp”, en Expansión, 30 de abril de 2020. Recuperado el 24 de mayo de 2020, de https://expansion.mx/empresas/2020/04/30/consorcio-de-carlos-slim-construira-el-tramo-2-del-tren-maya-por-18-531-mdp; Tolentino Morales, J. “Fonatur adjudica la construcción de Tramo 3 del Tren Maya por 10,192 mdp”, en Expansión, 15 de mayo de 2020. Recuperado el 24 de mayo de 2020, en https://expansion.mx/empresas/2020/05/15/fonatur-adjudica-la-construccion-de-tramo-3-del-tren-maya-por-10-192-mdp, y Cruz Serrano, N. “Sin licitación adjudican tramo 4 del Tren Maya”, en El Universal, 18 de mayo de 2020. Recuperado el 24 de mayo de 2020, de https://www.eluniversal.com.mx/cartera/sin-licitacion-adjudican-ica-tramo-4-del-tren-maya

[10]     Rodríguez, R.A. Op. cit.

[11]     Jiménez, N. y A. Urrutia. “Hospitales privados atenderán a usuarios del sector salud”, en La Jornada, 13 de abril de 2020. Recuperado el 13 de abril de 2020, de https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2020/04/13/agradece-amlo-a-hospitales-privados-su-colaboracion-869.html, y Morales, A. y P. Caña. “Lanzan iniciativa ‘Juntos por la salud’ para proporcionar equipo médico a hospitales públicos”, en El Universal, 30 de abril de 2020. Recuperado el 30 de abril de 2020, de https://www.eluniversal.com.mx/nacion/la-mananera-de-amlo-lanzan-iniciativa-juntos-por-la-salud

[12]     IMSS, comunicado del 4 de abril de 2020. Recuperado el 30 de abril de 2020, de http://www.imss.gob.mx/prensa/archivo/202004/19

[13]     Presidencia de la República. Diario Oficial de la Federación, 23 de abril de 2020. Recuperado el 24 de abril de 2020, de http://dof.gob.mx/2020/dof/Decreto_medidas_austeridad_230420.pdf

[14]     “Hay fondo con 60 mil mdp para dar recursos extra a estados: amlo”, en Aristegui Noticias, 27 de mayo de 2020. Recuperado el 29 de mayo de 2020, de https://aristeguinoticias.com/2705/mexico/hay-fondo-con-60-mil-mdp-para-dar-recursos-extra-a-estados-amlo-enterate/, y “Fondo de compensación no implica recursos adicionales: Conago”, en El Economista, 28 de mayo de 2020. Recuperado el 29 de mayo de 2020, de https://www.eleconomista.com.mx/estados/Fondo-de-compensacion-no-implica-recursos-adicionales-Conago-20200528-0166.html

[15]     Rodríguez, R.A. Op. cit., y SHCP. Informes sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al primer trimestre de 2020, 30 de abril de 2020. Recuperado el 22 de mayo de 2020, de https://www.secciones.hacienda.gob.mx/work/models/estadisticas_oportunas/comunicados/ultimo_boletin.pdf

[16]     Urrutia, A. y A.E. Muñoz. “‘Ni sueñen’ que contraeremos deuda para apuntalar economía: AMLO”, en La Jornada, 7 de mayo de 2020. Recuperado el 22 de mayo de 2020, de https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2020/05/07/ni-suenen-que-contraeremos-deuda-para-apuntalar-economia-amlo-5444.html

[17]     Rodríguez, R.A. Op. cit., y Carbajal, B. “El peso se ubica en 23.18 por dólar y liga cinco sesiones al alza”, en La Jornada, 20 de mayo de 2020. Recuperado el 24 de mayo de 2020, de https://www.jornada.com.mx/ultimas/economia/2020/05/20/el-peso-se-ubica-en-23-18-por-dolar-y-liga-cinco-sesiones-al-alza-3473.html

[18]     Rodríguez, R.A. Op. cit.

[19]     Fernández–Vega, C. “México, SA”, en La Jornada, 18 de abril de 2020. Recuperado el 22 de mayo de 2020, de https://www.jornada.com.mx/2020/04/18/opinion/022o1eco

[20]     Fernández–Vega, C. “México, SA”, en La Jornada, 7 de mayo de 2020. Recuperado el 22 de mayo de 2020, de https://www.jornada.com.mx/2020/05/07/opinion/022o1eco

[21]     Lafuente, J. “Entrevista a Arturo Herrera”, en El País, 28 de abril de 2020. Recuperado el 28 de abril de 2020, de https://elpais.com/economia/2020-04-28/mexico-no-puede-tener-un-programa-de-estimulo-fiscal-del-tamano-de-alemania-o-canada.html, y ocde. Base de datos global de estadísticas tributarias, OCDE, París, 2020. Recuperado el 22 de mayo de 2020, de http://www.oecd.org/tax/tax-policy/base-de-datos-global-de-estadisticas-tributarias.htm

[22]     “‘Nos cerraron las puertas’: empresarios advierten que podrían perderse más de un millón de empleos”, en Animal Político, 7 de abril de 2020. Recuperado el 22 de mayo de 2020, de https://www.animalpolitico.com/2020/04/plan-empresarios-crisis-economica-covid-19/

[23]     CCE. “BID Invest y el Consejo Mexicano de Negocios unen esfuerzos para lanzar un programa para dar créditos por hasta 12,000 millones de dólares a 30,000 Mipymes de México y hacen un llamado a financiadores locales e internacionales para unir esfuerzos”, 2020. Recuperado el 24 de mayo de 2020, de https://www.cce.org.mx/bid-invest-y-el-consejo-mexicano-de-negocios-unen-esfuerzos-para-lanzar-un-programa-para-dar-creditos-por-hasta-12000-millones-de-dolares-a-30000-mipymes-de-mexico-y-hacen-un-llamado-a-financiadores/, y Carbajal, B. “Plan para empresas, sólo con fondos privados, precisan bid y cmn”, en La Jornada, 27 de abril de 2020. Recuperado el 24 de mayo de 2020, de https://www.jornada.com.mx/ultimas/economia/2020/04/27/plan-para-empresas-solo-con-fondos-privados-precisan-bid-y-cmn-542.html

[24]     Banco de México. “Tasas de interés representativas”, en Sistema de información económica, Banco de México, Ciudad de México, 2020. Recuperado el 24 de mayo de 2020, de “https://www.banxico.org.mx/SieInternet/consultarDirectorioInternetAction.do?sector=18&accion=consultarCuadroAnalitico&idCuadro=ca51&locale=es

[25]     Banco de México, “Medidas adicionales para promover un comportamiento ordenado de los mercados financieros, fortalecer los canales de otorgamiento de crédito y proveer liquidez para el sano desarrollo del sistema financiero”, 21 de abril de 2020. Recuperado el 24 de mayo de 2020, de https://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-prensa/miscelaneos/%7B1E8E5322-7086-9563-570C-412659ecb292%7D.pdf

[26]     Gutiérrez, J. “Programa contingente de bancos aplaza pagos, pero siguen intereses”, en La Jornada, 27 de marzo de 2020. Recuperado el 27 de marzo de 2020, de https://www.jornada.com.mx/ultimas/economia/2020/03/27/programa-contingente-de-bancos-aplaza-pagos-pero-siguen-intereses-2962.html

[27]     Saldívar, B. “Aseguradoras podrán ampliar el plazo para el pago de primas ante afectaciones por pandemia”, en El Economista, 20 de abril de 2020. Recuperado el 24 de mayo de 2020, de https://www.eleconomista.com.mx/sectorfinanciero/Aseguradoras-podran-ampliar-el-plazo-para-el-pago-de-primas-ante-afectaciones-por-pandemia-de-Covid-19-20200420-0069.html

[28]     Luhman, N. La sociedad de la sociedad, Herder/Universidad Iberoamericana, Ciudad de México, 2007, pp. 40–55

[29]     Luhmann, N. “¿Puede la sociedad moderna evitar los peligros ecológicos?”, Argumentos, vol. 25, núm. 69, mayo–agosto de 2012, pp. 81–97, Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco, Ciudad de México.

[30]     Ibidem.

[31]     Ibid.

[32]     Román Morales, L.I. “¿El fin del neoliberalismo?”, en México y la 4T: contradicciones y límites (Análisis Plural primer semestre 2019), ITESO, Tlaquepaque, 2019. Recuperado el 25 de mayo de 2020, de https://analisisplural.iteso.mx/2019/10/29/el-fin-del-neoliberalismo/

[33]     Cordera, R. “Estado pobre y austeridad malentendida”, en Nexos, julio de 2019. Recuperado el 25 de mayo de 2020, de https://www.nexos.com.mx/?p=43121

[34]     AMLO, “Pandemia de covid–19 es pasajera y México saldrá fortalecido, asegura presidente”, 2 de abril de 2020. Recuperado el 25 de mayo de 2020, de https://lopezobrador.org.mx/2020/04/02/pandemia-de-covid-19-es-pasajera-y-mexico-saldra-fortalecido-asegura-presidente/

[35]     Escalante, F. “Otra década neoliberal (Ludwig von Mises escucha la segunda de Mahler)”, en Nexos, enero de 2020. Recuperado el 10 de mayo de 2020, de https://www.nexos.com.mx/?p=46313

[36]     Idem.

[37]     Keane, J. “Australia, un país en llamas”, la cita es de Karl Deutsch, Letras Libres, febrero de 2020. Recuperado el 19 de mayo de 2020, de https://www.letraslibres.com/espana-mexico/revista/australia-un-pais-en-llamas

[38]     Santiago 1, 19.